Home
Historia
Dirigentes
Hitos
Archivos
Visita a Chile
MisiĆ³n Cumplida
Libro de Visitas


El Centro Cívico Chileno es un organismo no gubernamental y sin fines de lucro que fue creado para coordinar actividades de bien común para la comunidad chilena en EE.UU.

A fines de 1994, un grupo de chilenos de distintas procedencias y profesiones decidieron formar este centro con el fin de canalizar la creciente inquietud de la comunidad chilena en EE.UU. frente al tema de la pérdida de la nacionalidad chilena al adquirir la ciudadanía norteamericana.

Durante muchos años, la idea de la doble nacionalidad o la no pérdida de ella estuvo circulando entre los chilenos residentes en EE.UU. Pero como todo trabajo estructurado hacia un objetivo preciso, con el tiempo se fue haciendo cada vez más necesario aglutinar fuerzas para una causa que sin duda representa el sentir de un porcentaje mayoritario en nuestra comunidad residente en este país. En estos momentos se calcula que el número de chilenos que reside en el exterior es del orden de un millón de personas.

Al constituírse el Centro Cívico Chileno, la primera medida fue la de elegir una Junta Directiva Provisoria, la cual se aboca en definir los planes de acción a seguir. Para oficializar la creación del Centro, los directivos efectuaron una visita al Cónsul de Chile en Nueva York, señor Ovid Harasich, quien elogió la formación de un organismo chileno con características y proyecciones unitarias y con fines de beneficio a todos los chilenos residentes en este país sin excepción ninguna.

Para formalizar públicamente las actividades del Centro, el 1ro de abril de 1995, en el marco de una concurrida peña folklórica en las dependencias del Centro Cívico Chileno en Manhattan, se lanzó oficialmente la "Campaña Por la No Pérdida de la Nacionalidad". El señor Mario Tapia, destacado miembro de nuestra comunidad fue elegido Presidente.

Desde el primer momento, la respuesta ha sido extraordinaria. Además de las adhesiones que aun hoy siguen llegando, la asistencia a las reuniones informativas que se realizan el último viernes de cada mes, es considerable. Los concurrentes reciben antecedentes acerca de como va marchando la campaña y aportan ideas y sugerencias que van enriqueciendo nuestro accionar.

A paso seguido, la directiva envió una carta personal a todos los miembros del Congreso de Chile indicando la posición del Centro con respecto al tema de la pérdida de la nacionalidad al adquirir una nueva, y a la vez, manifestando la urgencia que tienen los chilenos en el exterior porque se legisle sobre la materia, especialmente considerando el clima hostil al que nos vemos enfrentados los inmigrantes, incluso legales, en diferentes puntos del mundo. Esta situación ha llevado a muchos a adquirir la nacionalidad del país en que residen, con el objeto de mantener un nivel de igualdad de derechos frente al resto de los nacionales.

La respuesta a dicha carta fue formidable, su punto más alto lo constituyó el Proyecto de Acuerdo alcanzado en la Cámara de Senadores, donde más de veinte miembros se dirigieron al Presidente Frei solicitando en forma urgente que se estudie la situación de los chilenos residentes en el exterior, especialmente en EE.UU., donde existe la amenaza puntual emanada del programa conocido como Contrato por América, el cual limita severamente nuestros derechos.

Asimismo, a fines de agosto de 1995, el Embajador de Chile en EE.UU., señor John Biehl, recibió la visita de la Directiva del Centro Cívico para explicarle los fines de dicho centro. El diplomático confirmó la opinión favorable del Presidente Frei por buscar una justa solución al tema en cuestión.



United Nations, NY - Octubre 1995



Como corolario a esta breve reseña histórica, hay que destacar el hito más importante que fue la audiencia con el Presidente Frei durante su visita a Nueva York en Octubre de 1995. En esta oportunidad, el Presidente Frei señaló su profunda preocupación por los chilenos en el exterior, y en particular por la situación que les afecta al adquirir una segunda nacionalidad. El Presidente Frei se comprometió a estudiar los antecedentes entregados por el Centro Cívico y hacer llegar una respuesta sobre los posibles caminos en busca de una solución.

Después de un año de espera y aprovechando una nueva visita del Presidente Frei, esta vez a Chicago en Febrero de 1997, el Centro le hizo llegar una carta solicitándole urgencia en la búsqueda de una salida al problema. La respuesta llegó en Marzo, en la cual se nos indicaba la buena disposición y permanente preocupación del Presidente Frei al repecto. Se nos comunicó además que el Gobierno había enviado un proyecto de ley sobre la nacionalidad y el que se encontraba en segundo trámite constitucional en el Senado. De inmediato nos contactamos con la oficina del Presidente de la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia de esa Cámara, donde se nos informó que ahí no había tal proyecto y que uno presentado en 1993 fue retirado por el propio Ministro del Interior hacia más de un año. Además se nos dejó en claro que el asunto de la pérdida de la nacionalidad no era materia de ley.

A este punto, y aceptando la gentil oferta del Club Chileno de Chicago, el Centro Cívico Chileno decide convocar a los dirigentes chilenos en EE.UU. y en otros lugares del mundo a reunirse para juntos desarrollar un plan de acción a seguir.

 
Top